Manual de la Improbabilidad Infinita

9 diciembre, 2009

Es de ser inútil ™

Filed under: Manual de la improbabilidad infinita — Etiquetas: , , , , — JP Romeu @ 12:23 pm

Hora: 14:30
Lugar: Sant Boi de Llobregat
Me dispongo a cortar un poco de jamón en la recién desembalada pata que le han regalado a mi padre, lo primero y más importante, afilar el cuchillo. Lo tomo con la mano izquierda, y en la derecha el afilador. Empiezo a afilar como lo he hecho tantísimas veces, pero he aquí que algo falla. El cuchillo sale en mal ángulo, baja hacia mi “jamón” y me lo clavo casi un dedo de profundo.
respuesta del organismo: Festival de sangre, pongo la mano para taponar y la escena parece sacada de una película gore, sangre a cascoporro. Mi padre lo ve y corre a la cocina para coger paños, yo voy trastabillando hasta el baño, dejando marcas de sangre en paredes, pomos de puerta, etc. Ya en el baño me aplico una toalla limpia que en menos de un minuto pasa del blanco nuclear al rojo hemoglobínico.

Mi mujer pasa por tres etapas de manera rápida y consecutiva, a saber:
1.- Se queda blanca.
2.- Me llama idiota.
3.- Me lleva a urgencias.

Hora: 14:40
Lugar: Ambulatorio de Sant Boi de Llob.
Entro tranquilamente por la puerta de urgencias, el enfermero que atiende me mira y me dice
– ¿qué le pasa?
yo miro hacia mi tejano ensangrentado, le hago una sonrisa cómplice y le digo:
– que me he apuñalado un poco
El enfermero me mira como pensando “éste tío es idiota” (y van dos) y me manda de cabeza al médico de guardia.

Yo sigo con mi coña del autoapuñalamiento que le da un aire de broma venida a menos. La médico me pone la anestesia local, y me cose el “joyo” bajo la atenta y sospechosamente alegre mirada de mi mujer.  Me pregunta si me han puesto la vacuna del tetanos a lo que respondo con un conciso “pues ni idea”… me mira como pensando “pues vaya idiota” (y ya son tres), y sin dudarlo, zasca, inyección al canto. La buena doctora me emplaza para el jueves por la mañana para ver como progresa y se despide amablemente.

A todo ésto, mientras estaba en la más que indigna postura de estar medio tumbado, con el culo de cara al respetable y con los tejanos llenos de sangre a la altura de la rodilla, entraron no uno si no dos médicos, que debía tener poco trabajo, para cachondearse de mi y de mi “peculiar” manera de cortar jamón…

En fin, que fue intenso y rápido (a las 15:15 estaba de vuelta en la mesa) y pese a que la pata de jamón me hizo un Owned como un pino en el primer embite, acabó cayendo y hoy es ella la que muestra marca de mi ataque cuchillo en mano.

PD: tampoco fue para tanto, más aparatoso y espectacular que doloroso, mañana jueves segundo round, a ver si me gano algún “idiota” más antes de que acabe la semana.

Anuncios

3 comentarios »

  1. Buenisimo!!! Puedo ser el 4 que dice: “idiota!” ?
    Por cierto…propongo indultar al jamon, como hacen con los toros 😉

    Comentario por Oscar — 9 diciembre, 2009 @ 6:16 pm

    • Puedes insultar pq me lo merezco, en cuanto al jamón, llegas tarde…

      Comentario por Hermano balakius — 10 diciembre, 2009 @ 10:18 am

      • Vaya, como dice Iron Maiden, “only the good die young…”, guardemos un minuto de silencio en respeto a ese valiente que vendió cara su piel 😛

        Comentario por Oscar — 11 diciembre, 2009 @ 9:16 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: