Manual de la Improbabilidad Infinita

13 marzo, 2012

A toro pasao…

Filed under: Manual de la improbabilidad infinita, Pensamiento profundo — Etiquetas: , , — JP Romeu @ 12:24 pm

…Todo se ve de otra manera. Cuando a finales de Enero, en uno de lo viernes más absurdos que he vivido en toda mi vida, mi relación laboral con Spanair empezaba a extinguirse no pensé en las consecuencias que tendría esa situación a medio plazo.

Lo primero que piensas es que es todo una broma de mal gusto, ya que si el jueves por la tarde te decían “tranquilo que esto está todo arreglado”, “se ve que firman esta tarde”, “lo de Qatar ya han firmado” (ésta última la oí varias veces) y apenas 24 horas después estés cerrando la web porque la empresa se ha ido a la mierda, cualquier tipo de lógica o sentido común desaparecen al instante… O mejor aún, más que una broma, lo que puede que sea es una monumental tomadura de pelo, una horrible mezcla de desinformación, de un hermetismo digno de la CIA y de una carencia de valores y de compañerismo que raya lo antinatural.

Eso fue lo que pensé en ése momento… a las 17:30 de ese viernes por la tarde cuando todo se fue a tomar por saco sin posibilidad de arreglo posible.

Desde entonces han salido mucho que dicen “esto ya se veía venir”, “yo ya lo sabía”, “a mi no me sorprende”… ya, y una polla!!!! Nadie, ni dentro, ni fuera sabía lo que iba a pasar, nadie lo preveió, nadie lo dedujo, fue un golpe seco, un tajo fulminante que mandó a 4.000 personas al odioso limbo del no-cobro en menos de 5 horas.

Pero bueno, de eso ya hace más de un mes, las aguas aún no se han calmado, pero si están más mansas. Quién más, quién menos, se ha buscado algo, ha vuelto a su casa, se ha puesto a estudiar, o simplemente se ha tomado un respiro para descansar, olvidar y buscar algo mejor…

Lo que queda claro es, y ya entraré en detalles más adelante, que lo sucedido en Spanair es un claro ejemplo de como NO se tienen que hacer algunas cosas, ha dejado patente que seguimos viviendo en un mundo donde las personas, la gente que se levanta cada día para ir a trabajar, son el recurso más despreciado de una empresa, que llegado el momento no son más que números en una hoja en un juzgado. Esto es un guerra desigual, la empresa te pide (incluso te exige) pasión por tu trabajo, esfuerzo, te llama a involucrarte, a hacer un poquito más por el bien del conjunto… pero cuando se espera lo mismo de ella, sólo recibes silencio, desprecio y con suerte, 1000 eurillos como recompensa.

En fin, otro muesca en el revólver, ahora toca mirar al frente, sonreir y empezar a escribir otro capítulo…

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: